QI Gong y Tai-Chi

Estas dos disciplinas orientales tienen como objetivo equilibrar y armonizar el cuerpo, las emociones y la mente, a través de movimientos suaves coordinados con la respiración.

Como beneficios nos aumenta la salud, la flexibilidad, la energía, la memoria, la coordinación, la concentración, la felicidad…

Actividad apta para cualquier edad y condición física.